domingo, 11 de septiembre de 2011

7. EVALUACIÓN DEL PLAN CURRICULAR

7.1 Delimitación de la evaluación del plan curricular 
Entendemos como evaluación del plan curricular al proceso que nos permite recoger, analizar e interpretar la información procedente del contraste entre el diseño de un determinado plan curricular y un modelo ideal asumido, a fin de emitir juicios válidos sobre el plan curricular evaluado y tomar decisiones para su optimización o mejoramiento. Esta metodología se basa en el análisis de discrepancias.
Los resultados del proceso han de permitirnos, como consecuencia del contraste entre el plan curricular evaluado y el diseño utilizado como instrumento de evaluación, obtener información de los componentes presentes, coincidentes entre ambos, y los faltantes, para luego valorar la calidad de cada uno de los componentes presentes.
El proceso de evaluación requiere de un modelo ideal de diseño de plan curricular que se convierte en el instrumento de evaluación que se aplica al plan curricular que se desea evaluar. En relación con lo expuesto, el modelo de diseño curricular que presentamos en el presente capítulo se convierte en la base de una matriz que se utilizará como instrumento de evaluación.
Consideramos conveniente precisar que no nos referimos en este apartado a la evaluación de los eventos de implementación, ejecución ni a la evaluación de los resultados obtenidos de la aplicación del plan curricular en la formación de los estudiantes, sino exclusivamente a la evaluación del diseño y construcción del plan curricular.

7.2 Descripción de la matriz de evaluación

La matriz comprende cuatro columnas:
 
a) En la primera columna están ubicados los campos, aspectos, segmentos e indicadores del modelo ideal de plan curricular.
b) En la segunda columna se encuentra la verificación de la presencia (si) o ausencia(no) de cada campo, aspecto, segmento e indicador.
c) En la tercera columna se encuentra el puntaje con una sección que contiene el puntaje máximo que puede obtener un campo, aspecto, segmento e indicador y otra sección para el puntaje obtenido y que se encuentra en blanco para ser llenada después de utilizar la columna denominada valoración.      
Para efectos de la asignación de puntajes máximos se ha utilizado una escala sobre 100 puntos y asumido una puntuación de cada uno de los campos, segmentos y variables, según la importancia que tiene su presencia en la construcción del plan curricular en el nivel universitario.
Los puntajes asumidos para los campos y aspectos son los siguientes:

 
 Los puntajes asumidos para los segmentos e indicadores pueden observarse en la matriz de evaluación del plan curricular que presentamos al final del presente numeral (7.2) 
d) La cuarta columna comprende la valoración que hará el evaluador especialista en currículo o los evaluadores, que pueden pertenecer a la Oficina de Desarrollo Curricular de la universidad o a la Unidad de Desarrollo Curricular de la Facultad, sobre cada uno de los indicadores considerados en los segmentos de la matriz de evaluación asumida.
Se ha utilizado para efectos de la valoración de la calidad de cada indicador una escala que presenta los siguientes valores:
        
M.M (muy malo)    = 20% del valor del puntaje máximo.
M      (malo)           = 40% del valor del puntaje máximo.
R     (regular)         = 60% del valor del puntaje máximo.
B     (bueno)          = 80% del valor del puntaje máximo.
M.B (muy bueno)  = 100% del valor del puntaje máximo.
 
Determinada la valoración por el evaluador o equipo evaluador, se convierte este valor en puntaje y se coloca en la columna destinada al puntaje obtenido.
La sumatoria de los puntajes de los indicadores determina el puntaje del segmento; la sumatoria de los puntajes de los segmentos, el puntaje del aspecto; la sumatoria de los puntajes de los aspectos, el puntaje del campo; y la sumatoria de los puntajes de los campos, determina el puntaje y valoración que corresponde al plan curricular.
 

MATRIZ PARA LA EVALUACIÓN DEL PLAN CURRICULAR (CURRÍCULO) DE UNA CARRERA PROFESIONAL

 












 


 


7.3 Indicaciones para el proceso de evaluación 

a) Es conveniente elaborar una matriz con los componentes del plan curricular a evaluarse y que esta matriz ubique los componentes en el orden en el que se presentan los campos, aspectos, segmentos e indicadores presentes en la matriz utilizada como instrumento de evaluación.
La elaboración de la matriz del plan curricular a evaluarse permitirá realizar rápidamente el contraste de componentes y luego de la verificación marcar sí está presente o no está.
b) La aplicación de la matriz requiere de un nivel de especialización en el currículo de la carrera por parte de los evaluadores y particularmente para la valoración de la calidad del indicador ya que en caso contrario puede incurrirse en una falta de objetividad y de validez.
En los casos que la evaluación del indicador requiera la presencia de un profesional específico, deberá incorporarse éste al equipo evaluador a fin de que el análisis, interpretación
y  valoración de lo evaluado sea válido y objetivo.  
c) La evaluación del plan curricular puede ser objeto de una autoevaluación por parte de las autoridades y profesores directamente involucrados en el diseño y construcción del plan curricular, para lo cual se requerirá de una capacitación previa en la aplicación de la matriz a utilizarse.
d) Como resultado del proceso de evaluación se obtiene un valor asignado al diseño y construcción del plan curricular y el estado en que éste se encuentra, constituyéndose esta situación en el punto de partida para elaborar un plan de mejoramiento del mismo. Deberá determinarse en este plan, en primer lugar la necesidad de abordar el desarrollo de aquellos campos, aspectos, segmentos  y  variables  no  considerados  o  ausentes  en  el  plan  curricular evaluado; y luego, la mejora constante de la calidad de aquellos indicadores que no fueron valorados como muy buenos.
e) Es conveniente crear una «cultura de evaluación» del plan curricular por parte de los responsables de su diseño y construcción así como de los sujetos del currículo en su conjunto a fin de que la mejora del plan curricular sea un proceso participativo y permanente, y contemos con planes curriculares que se encuentren expeditos para su acreditación.
f) En la elaboración del informe de evaluación del diseño y construcción de un plan curricular es conveniente utilizar algunos gráficos que permitan visualizar mejor el diagnóstico obtenido. Debe formularse asimismo, las conclusiones, comentarios y recomendaciones del equipo evaluador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada